Por Javier Lanza
Print

Casi ocho mil kilómetros separan a Barinas (Venezuela) de Barcelona. Por estos lares está él, quien hace meses estuvo a punto de hacer historia con Newell’s en la Libertadores, tras ganar el campeonato local. Del otro lado está el flamante DT del mejor equipo del mundo. Una historia para contar.

Cuando decimos él no nos referimos a otro que a Rodolfo Paladini, un argentino que hace poco saboreó la gloria y que ahora decidió con el corazón en vez de con la cabeza. Un loco lindo, de esos que en el ambiente del fútbol hay miles y en cada rincón. “Yo soy apasionado del fútbol. Cuando elegí venir al Zamora sabía que era un megaproyecto y eso me encantó, porque a mí me encantan los grandes retos, esos en los que necesitás estar las 24 horas pendiente para que las cosas salgan bien así soy yo”.

¿Qué tiene que ver Paladini en este cuento? ¿Que tiene que ver Venezuela con su vida? ¿Y Martino? El mismo te lo cuenta para que los cabos se vayan atando solos. “Yo arranqué en Venezuela en 1999 cuando un profe, Pablo Fernández, se va al Caracas FC con Manuel Placencia, pero al poco tiempo recibe una llamada de Ramón Díaz para que vaya con él a River. Él decidió irse y me recomendó a mí. Ahí comenzó mi historia en mi segunda casa”, dice ni bien comienza la charla.

Los éxitos deportivos en el Caracas para él llegaron de la mano de su actual ‘jefe’, Noel Sanvicente, entrenador con quien comenzó una gran relación en las inferiores del Caracas y con el que formó una buena parte de la década de oro de los ‘Rojos del Ávila’. El propio ‘Chita’, como lo conocen a Sanvicente en su país, lo llevó a la aventura del Real Esppor, pero ya no era lo mismo. Las ganas de volverse a su Rosario natal después de once años en tierras venezolanas que le empezaban a hacer mella en el corazón y el nacimiento de una hija fue lo que lo terminó de convencer…

Mediados de 2010 lo encontraron en el camino de Newell’s. Un trabajo como preparador físico en la Séptima de la Lepra fue el cable a tierra para reacomodarse al asado y dejar de lados las arepas. Tras sólo seis meses en las Inferiores el destino quiso que el club atravesara una crisis futbolística tremenda, tras los fracasos de Diego Cagna y Javier Torrente, al mando del equipo, respectivamente, hicieron que en la vida de Rodolfo apareciera un tal Gerardo Martino.

“Mi historia con el Tata empezó de casualidad porque si bien yo a él y a su cuerpo técnico (su ayudante Jorge Pautasso y su preparador físico Elvio Paolorroso) una vez que lo fuimos a ver con Chita, cuando estaba en Colón (2005) y ahí nos conocimos”, comenta un Paladini que estuvo en el momento justo, en el lugar indicado. “Resulta que Gerardo asume en el club y necesitaba otro profe y entonces Theiller le recomendó que me lleve a mí por mi experiencia en Venezuela. Así que pasé de la Séptima a la Primera en seis meses”, recuerda con mucha nostalgia mientras del otro lado se escucha el silencio del atardecer llanero.

Sin lugar a dudas que Martino es un hombre ganador por naturaleza. Lo fue como jugador y lo sigue siendo como entrenador. Por eso a Paladini no le sorprendieron las primeras palabras del Tata a la hora de analizar a los jugadores con los que contaba Newell’s para salvarse del descenso: “Newell’s tiene un plantel correcto que bien trabajado puede hacer cosas buenas”.

Le cambia la voz al que disfrutó cuando habla del entrenador que guió su camino en este último año y medio, por eso no sorprende los elogios constantes para con el flamante entrenador del Barcelona: “Gerardo es una cosa excelente, con un poder de convencimiento y de síntesis fabulosos. Lo que el equipo hizo sobre todo este último semestre lo generó él dentro de la institución. La experiencia con la Selección de Paraguay le cambió el chip como manejador de grupos. Y encima consiguió resultados”.

De las muchas cualidades que tiene Martino el santafesino se queda con una vital para todo líder: “A mí lo que más me sorprende de Tata es la claridad en lo que busca. Siempre tiene una palabra de empuje, es un tipo poco rebuscado. Tan claro, en su transmisión verbal, que es lo que más lo embellece. Su claridad para transmitir una idea hacen que los jugadores entren confiados a la cancha. Por eso los jugadores modificaron su forma de jugar. Newell’s, jugara quien jugara tenía un sistema de juego que fue reconocido por todos y que encima le dio resultados inmediatos. Todo es mérito de él”.

El destino quiso que hace poco más de un mes la vida de este nacido en Casilda, Santa Fe, recibiera un mazazo deportivo cuando el penal de Maxi Rodríguez se quedaba en las manos del arquero Victor para que el Atlético Mineiro y Newell’s se quedaba en la puerta de su tercera final de Copa Libertadores en una fría y tensionante noche de Belo Horizonte. Ese 10 de julio el ‘Tata’ Martino anunciaba en conferencia de prensa que se iba de Newell’s para descansar luego de salvarlo del descenso y darle una estrella más con la obtención del Torneo Final.

¿Pero por qué está en Barinas y no en Barcelona? “Gerardo iba a estar un tiempo sin trabajar, no tenía ningún compromiso para conmigo. Si bien uno hizo todo para estar en su cuerpo técnico yo sabía que el cuerpo técnico original eran Gerardo, Elvio y Jorge. Yo los encontré en Newell’s y aprendí muchísimas cosas que aplicaré en mi futuro. Yo no quería quedarme parado y enseguida Chita me llamó para que venga con él a Zamora. No lo dudé a pesar de que Alfredo Berti me ofreció seguir en Newell’s. Después surgió lo del Barcelona y Gerardo. Yo me vine a Venezuela por mi familia y porque me gustan los desafíos inmensos, y el que iniciaron los muchachos del cuerpo técnico hace un año aquí en Barinas es monstruoso”.

La envidia no existe para nuestro personaje y el presente del Tata: “A ellos les irá de la mejor manera en Barcelona. Gerardo es muy inteligente y lo demostró cuando llegó y dijo que él se iba a adaptar a los jugadores extraordinarios que tiene el Barcelona. Eso es una muestra de liderazgo notable”.

A este amante conocedor de la cultura vinotinto, y defensor a ultranza del legado de Hugo Chávez lo mejor que le puede pasar a Venezuela como país es mejorar el trato social y acortar las distancias entre unos y otros. El apellido del fallecido ex presidente bolivariano está muy relacionado con el presente de Paladini en su nuevo club porque el presidente del club es uno de sus hermanos, Adelis, y el gobernador del estado Barinas es el otro, Adán.

A la hora de hablar de los objetivos que tiene en su nueva casa Paladini se muestra tan detallista como cuando elige los ejercicios físicos para un plantel: “En Barinas hay muchas canchas de fútbol y los chiquitos se acercan cada vez más al deporte. Esa es mi obsesión, crear en Barinas un semillero nacional de jugadores jóvenes que tengan en el fútbol el deporte que los hace felices. Ojalá la Selección clasifique al Mundial, eso sería el despegue definitivo de un equipo que no tiene nada que envidiarle al resto de los países sudamericanos y lo viene demostrando”.

La entrevista no puede terminar sin la pregunta que todos los que lo conocen le hacen a menudo. ¿Te imaginás preparando físicamente a Messi, Neymar, Xavi, Iniesta?: “El que dice que no aspira a eso está mintiendo. Ojalá en un futuro puede llegar a formar parte no depende de mí. Lo veo difícil. Ahora me tengo que concentrar en el Zamora y en desearles lo mejor al Tata y los muchachos. Bah, que digo suerte, ellos no la necesitan porque saben muy bien como hacer las cosas. Por eso están en Barcelona y yo en Venezuela, jajaja”.

 

Javier Lanza

@javierlanza

Fotos:  Miguel Vallenilla (Grada Digital)

Vagamundos

Cusco juega a dos puntas Viaje a las entrañas de una ciudad marcada por el encuentro de dos culturas, un partido que... Ver nota...
Yo también me hice el canchero con Bolivia… En Copacabana, a orillas del Liga Titicaca, un corresponsal de Augol creyó tener la pisada de... Ver nota...
Una pelota en el corazón de Trafalgar Square Augol cruzó el charco y llegó hasta Londres, donde entre históricos monumentos y famosos museos... Ver nota...
El fútbol de la vida Augol anduvo también por Iruya, un pueblito perdido en los cerros de Salta, y jugó un picadito... Ver nota...
Cracks en las playas de Taganga En Colombia, cerca del Mar Caribe, hay una canchita donde mientras suena salsa de fondo viven... Ver nota...
Un fulbo para todos Jugar a la pelota sin tener que pagar y en una cancha limpia y con arcos. Viejos tiempos de... Ver nota...
El sueño del Che pibe En las calles de Cuba, con la pelota y un sueño al pie. Augol se dio el gusto de andar camino en... Ver nota...
En el interior son más buenos Además de la particular historia del River Plate de Bell Ville, la odisea de hacer mil kilómetros... Ver nota...
El mejor jugador de Barcelona Tiene cosas de Xavi, de Iniesta y de Messi. Es el que más entendió los conceptos de Guardiola.... Ver nota...
En una baldosa de Bangkok Argentina se quedó afuera de la Copa Mundial de Futsal en Tailandia. Nos echó Brasil en cuartos.... Ver nota...
Cuando lo imposible es posible Memorias de un día que se marcó en el almanaque de la historia del fútbol. El estadio más... Ver nota...
Recordando Buenos Aires A uno le gusta Messi, al otro Cristiano Ronaldo, los sueños vienen volando. Augol en la arena del... Ver nota...

Rock&Gol

Estoy verde: Chao en Ferro Manu Chao llenó el estadio de la calle Avellaneda sin banderas políticas ni policías. Fumones y... Ver nota...
Cómo se hizo Perfect Strangers Hacía mucho tiempo que no se cruzaban, que no hablaban, a veces una disonancia no se deja ver.... Ver nota...
El Cuarteto de gol El Luna Park se prepara para recibir a El Cuarteto de Nos, la banda uruguaya de larga trayectoria... Ver nota...
Las Pastillas de Maradona AuGol se juntó con los muchachos de Las Pastillas del Abuelo y descubrimos que además de gente... Ver nota...
Música, fútbol y amor Cinco amigos forman Simón Fuga, pibes que disfrutan de la música y el buen fútbol. Augol estuvo... Ver nota...
Siguiendo la luna Banda de garaje reciclado y mutado en habitación con wi fi y bola de espejos. Un día se... Ver nota...
Un Lobo que boxea por la vida Dos amigos. Una realidad. Un deporte en común. Dos tipos que tocan esta sinfonía de la vida. Hugo... Ver nota...
Quiéreme como yo quiero al golf Jean Carlos, el creador del merengueto, no es sólo un cantante popular que te levanta el... Ver nota...
Sr. Flavio, desalentando rivalidades Sr Flavio, el Gordo, como lo llaman los más íntimos, es un personaje excepcional. Generoso como... Ver nota...
Previous Next
“Sin Román, el fútbol pierde a uno de los mejores” Andres Iniesta, el crack del Barcelona y de España, el de los pases bonitos y la gloria infinita.... Ver nota...
Mi padre, el prohibido Camilo Guevara March habla sobre la prohibición de su padre en los últimos Juegos Olímpicos. En... Ver nota...
Una noche de hotel con Braian Toledo Detrás de la máxima promesa del deporte olímpico argentino se esconde un pibe sencillo y atento,... Ver nota...
Pablo Sbaraglia: “Es un grupo de rock que está jugando al fútbol” Guitarra y teclados de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, Sbaraglia arma una analogía... Ver nota...
“No hay que ir más a la cancha hasta que jueguen a la pelota” Gustavo Cordera dice que perdió el interés desde que empezó a ver al Barsa y que el 98 por ciento... Ver nota...
“Si el futbolista es cabeza, la sociedad es cabeza” Héctor Bracamonte, músico y embajador de goles en Rusia, le canta al Indio Solari en El Bastón,... Ver nota...
Pablo Prigioni: Conductor de lujo El base cordobés la rompe en los Knicks. A los 36 años, revolucionó la NBA con su estilo de... Ver nota...
Pedro Saborido: “Independiente es el galán con la bragueta rota” Una de las cabezas de Peter Capusotto y sus vídeos se toma un café con Augol antes del... Ver nota...
"Le avisé a Federer que en Twitter el rey soy yo" El Flaco Juan Ignacio Chela, ese Torino que en diciembre decidió apagar el motor del tenis... Ver nota...
Antonio Birabent:“Bielsa representa un movimiento” Músico, actor, cantor y bielsista, Antonio Birabent dice que la ideología del Loco se sostiene en... Ver nota...
Nazareno Casero: "No quisiera saber lo que es vivir sin Comu" Actor y músico, alejado del pelotudeo mediático y poseedor de una pasión inconfundible por el... Ver nota...
Augol sale a jugar un picado El primer libro del equipo periodístico de Augol.com está a en la cancha: Un Picado en el... Ver nota...